Cambios en la alineación de las piernas de los niños ¿Por qué y cómo se producen?

A lo largo de los primeros años de vida, las extremidades inferiores de los niños van presentando una serie de cambios en su alineación. Estos CAMBIOS son NORMALES.

Se deben a que en el momento de nacer, los huesos, músculos y ligamentos de los bebés tienen unas características condicionadas por la vida en el útero materno, y después han de ir CAMBIANDO PARA ADAPTARSE a las nuevas demandas tras el nacimiento.

Estos cambios, en gran parte, se van a producir gracias a las características de los HUESOS en los primeros años de vida, los cuales son “FLEXIBLES” (gracias a que son cartilaginosos), lo que permite que su forma vaya cambiando.

Sin embargo, para que se produzcan estos cambios es NECESARIO que los niños tengan la POSIBILIDAD DE MOVERSE y adoptar las distintas POSTURAS que se espera según la edad, es decir vayan progresivamente poniéndose boca abajo, desplazándose por el suelo, sentándose, poniéndose de pie, caminando, trepando,….

Sin estos movimientos y posturas esperadas, los huesos no pueden ir cambiando su forma. Por eso es IMPORTANTE FACILITAR que los niños, tengan la OPORTUNIDAD DE IR MOVIÉNDOSE Y MANTENIENDO LAS POSTURAS lo más próximo a lo esperado.

Para aquellos niños que no pueden hacerlo por sí mismos, va a ser muy importante que les facilite la OPORTUNIDAD y/o los DISPOSITIVOS necesarios, ya que si esto no sucede, los cambios esperados para los huesos, músculos y ligamentos resultan más difíciles y pueden aparecer deformidades.

Si tu hijo/a muestra algún signo de alteración en su alineación o si algo en su desarrollo te preocupa, contacta para saber cómo puedo ayudaros

627 26 92 20

¿Cuándo la asimetría es un signo de Alarma?

Los bebés de 1 o 2 meses tienden a mantener su cabeza girada a un lado y los brazos en posición asimetría. A esta edad ES NORMAL, siempre que no hay preferencia únicamente por un lado.

A partir de los 3 meses, los movimientos pasan a ser SIMÉTRICOS y aparece la capacidad de llevar la cabeza y las manos hacia el centro del cuerpo.

Cuando un niño solo, o marcadamente, prefiere llevar a cabo una habilidad motriz con un lado del cuerpo estamos ante una ASIMETRÍA.

Algunos ejemplos de asimetrías son:

• Solo mirar o mirar preferentemente a un lado
• Solo rodar o rodar preferentemente hacia un lado
• Solo coger objetos con una mano
• Solo usar un lado del cuerpo o hacerlo de forma preferente al rastrear
• Caminar con movimientos anormales en una de las extremidades

La simetría es importante para el desarrollo motor grueso y puede ser motivo de preocupación y necesidad de intervención.

Cuando un niño/a presenta una posición o movimientos asimétricos, se recomienda realizar una evaluación completa de su desarrollo motor grueso.

Si te preocupa el movimiento o postura asimétrica que observas en su hijo/a, contacta para saber cómo puedo ayudaros

627 26 92 20